¿Dolor de espalda? 4 sencillos ejercicios para corregir una mala postura

4 sencillos ejercicios para corregir una mala postura
Advertisement

¿Usted también sufre de dolor de espalda a diario o incluso de dolor de espalda? Sea cual sea su postura al sentarse o estar de pie, el dolor de espalda se repite. Son pocas las personas que prestan atención a su forma de moverse y aún menos las que tienen en cuenta su postura al sentarse. El resultado: malas posturas que pueden tener consecuencias bastante molestas. A la larga, distintos factores provocan un deterioro de la postura que puede llegar a causar graves daños en la espalda o la columna vertebral.

Un ejemplo es la curvatura excesiva de la columna vertebral, también conocida como joroba. Científicamente se denomina cifosis. En general, estas curvaturas van acompañadas de problemas musculares en la columna vertebral, el cuello y los músculos de los glúteos. Esta es también la razón por la que se experimenta dolor al dormir, sentarse o estar de pie (en una posición desfavorable). Todo esto suena bastante intenso, pero afortunadamente existe una solución. ¿Qué? ¡Ejercicios para la espalda! Y puedes hacerlos simplemente en casa.

Las consecuencias de una mala postura

Aunque es cierto que los músculos se cargan sobre todo con la flexión, la columna vertebral también puede resultar dañada como consecuencia de una postura incorrecta. Tu columna vertebral se adaptará, así que si tienes una postura correcta, no hay ningún problema porque todas las vértebras estarán alineadas. ¿Asume una postura incorrecta y se ha convertido en un hábito? Entonces, tanto los músculos como la columna vertebral adoptarán esta forma, lo que provocará una cifosis. En general, una columna vertebral cifótica suele surgir en la parte superior de la espalda. Esto puede crear una cifosis y continuos problemas en el cuello. Así que no ignore estos problemas, nadie quiere andar sufriendo de cifosis. Por suerte, ¡se puede hacer algo al respecto! El primer paso para deshacerse de su mala postura es determinar la causa. Una vez que seas consciente de tus movimientos erróneos, podrás empezar a mejorarlos. Además, también es importante entrenar los músculos abdominales y los glúteos, ya que estos músculos sostienen la espalda. Los siguientes 4 ejercicios pueden ayudarte a fortalecer los músculos de la espalda, el vientre y las nalgas y, en definitiva, a mejorar tu postura.

Puente

Como no es difícil para tu cuerpo inclinarse hacia adelante, este ejercicio está ahí para ayudarte a inclinarte hacia atrás. Tu cuerpo, y en particular tus músculos y articulaciones, lo encontrarán mucho más difícil. El puente contrarresta la tendencia del cuerpo a inclinarse hacia delante, mientras que los músculos hacen lo contrario. El puente sirve como ejercicio correctivo funcional, activando los músculos de los glúteos y reforzando los músculos de la columna vertebral.

Estiramiento del crucifijo

Estar sentado demasiado tiempo puede hacer que los músculos de la parte superior e inferior de la espalda se acorten, lo que conduce a una mala postura.

¿Qué debe hacer? Ponte de pie, relaja los brazos a los lados. Gire las muñecas de modo que los pulgares apunten hacia atrás, bloquee los brazos, muévalos lentamente por detrás de la cabeza y haga como si estirara el pecho. Mantén esta posición durante 20 segundos, descansa brevemente y repite el ejercicio.

Rotación de la columna vertebral

Las rotaciones de la parte superior de la espalda son esenciales para aumentar la elasticidad y la movilidad de la columna vertebral. Las personas con espalda cifótica apenas tienen elasticidad y movilidad, o ninguna, por lo que este ejercicio es ideal para mejorarla.

¿Qué debes hacer? Colócate sobre las manos y las rodillas, asegúrate de que tus brazos están colocados delante de tus hombros. Estira el brazo derecho mientras mueves los brazos izquierdos hacia los lados. Repite esto al menos cinco veces y luego cambia de brazo.

Plancha dinámica

Este es uno de los mejores ejercicios para estirar la columna vertebral. Además, también es muy sencillo.

¿Qué debe hacer? Empieza con las manos y los pies en el suelo, lo que se conoce como posición inicial. Mantenga la posición inicial, exhale, apunte los glúteos hacia arriba y mantenga esta posición durante 15 segundos. Asegúrate de mantener la espalda recta y repite el ejercicio al menos tres veces.